martes, 5 de octubre de 2010

Un cuento

Erase una vez que se era, un pequeño anciano que vivía solo en su pequeña casita del bosque.

Tenía una bondad infinita, una paciencia extrema y siempre estaba dispuesto a ayudar a los demás.
Era muy querido por todos, pero nadie sabía de su secreto.
No podía amar. Había nacido sin corazón.
Todas las noches sin faltar una, sus ojos lloraban lágrimas de amargura y sus ojos miraban la luna preguntándose el porqué de aquel defecto. El porqué de aquel vacío en su interior.
Siempre fingía ante los demás, pero ellos pensaban que simplemente le gustaba estar solo.
Se preguntaba cómo sería amar a alguien. Cómo sería rozar su piel y sentir un escalofrío.
Había llenado el hueco de su corazón con el mejor pan recién horneado. Con la esperanza de que su esponjoseidad fuese parecida a tener corazón.
Pero fué inútil.
Lo llenó del mejor chocolate para como dicen, "endulzar" su vida.
Pero fué inútil.
Lo llenó de trigo recién cortado con el fresco rocío de la mañana.
Pero todo era inútil.
No podía amar.
Y así, con el paso de los años perdió la esperanza.
Hasta que un dia...
Acudió una mujer a su casa para consultarle un remedio para su marido enfermo.
Venía con su pequeña hija. Una preciosidad de niña rubia como el trigo y con unos ojos azules como el lago.
Cuando la mujer se despedía de él agradeciéndole su atención. La pequeña que hasta entonces había permanecido en silencio... Se acercó al anciano y le habló.
- ¿Cuando perdiste tu corazón?
- No lo perdí. Nunca tuve.- Respondió él.
La pequeña lo miraba con su pequeña cabecita inclinada.
- Es por eso que no puedo amar.- Sentenció el anciano.
La pequeña sonrió.
- No necesitas corazón para amar. Lo necesitas para vivir. Y tu amor por los demás es tan grande... Que incluso vives sin él.

La sonrisa del anciano se desdibujó.
Había dedicado toda su vida a los demás... Y había olvidado vivir la suya propia.

La madre y su hija se marcharon.
El anciano se quedó mirando la luna, compañera de tantas lágrimas.
Pero sin embargo, en esta ocasión sonreía.

- Vivo porque amo.-Dijo mirándola y sonriendo.

FIN.


15 comentarios:

Yo dijo...

Vaya... qué bonito... Ya te echaba yo de menos... No dejes dejes de escribir, por fi.

Esto es como eso que dicen de que pase lo que pase, no dejes de sonreír porque no sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa, o algo así. No dejes de escribir, porque nunca sabes a quién puedes hacer feliz con uno de tus cuentos/relatos.

Y es una sensación reconfortante después de un largo día en el que llegas harta del mundo entrar aquí y que alguien (tú) haya dejado un cuento para ti (nosotros)

Un besito ^^




PD: Pensándolo bien... no debería comentarte, que tú hace mil que me ignoras xD ò_ó :D

sueño dijo...

Yo.

La primeeeeeee jajaja
Tienes razón, os tengo abandonados, pero prometo enmendar estoy ponerme las pilas.
Disculpadme pero estos dias ando un poco "perdidillo" xd.
Y en cuanto a tus palabras... No sabes lo que es leer eso y lo que anima en serio.

un besazo.

sueño dijo...

estoy ponerme las pilas....

"frase que dijo el Indio al vaquero"· xd xd... ays. no tengo remedio. jajaja

Yo dijo...

Si no pasa na, si con las bullas de saludarte yo prime y ganar la carrera le di a enviar el comentario sin revisarlo y he puesto dos veces "dejes" así que ya ves... jajaja

Lobo dijo...

Si, muy bonito para un día grís. Ese anciano me recuerda un poco a mi. Lo que pasa es que yo ni siquiera sé querer.
Nos vemos.

sueño dijo...

Lobo.

Supongo que si es para dias grises xd.
Supongo que no es saber o no saber, supongo que es... Qué te dije una ve? creo que algo de mirarse en un espejo y ver que refleja.
No te preocupes por no saber querer, preocupate por saber amar.

Enga... un abrazo.

Nayuribe dijo...

Está demasiado hermosa la historia, hasta que dan ganas de suspirar... y definitivamente para llorar de amargura hay q tener corazón, por lo menos un poquito....

besitos

emperatriz dijo...

Bonita entrada como siempre.

Aunque para ser sincera no es de las que más me ha emocionado.

Pero no deja de ser bonita y tierna ;)

Me alegro de que vayas haciendo pequeñas aunque tímidas incursiones...

Estás tan perdido como la lluvia en un día soleado.
Y ten en cuenta, que aunque los días soleados son alegres, la lluvia siempre es refrescante y deja un dulce olor a tierra mojada flotando en el aire que no sé a los demás, pero a mi al menos me resulta de lo más agradable :)

Así que no te hagas mucho de rogar ok? A nadie le gusta la sequía.

Muchos besitos

Morgana dijo...

os dejo las palabras a los "escritores", porque creo q nada más se puede añadir (bueno, sí, decirle al cenizo de tu amigo Lobo, q seguro vienen días mejores)...yo le añadiría esta canción
http://www.youtube.com/watch?v=36gvFnal7mk
"over my shoulder" de Mika (q nunca sé si funcionan los enlaces)

gracias por compartirlo

lola dijo...

No es mas grande la satisfaccion , de ser feliz cuando tu haces feliz a los demas , uyyyyyy que lio jajaja. cuando con algun favor o alguna payasada de las mias hago feliz a alguien me siento horas despues la mujer mas feliz de la tierra , y no nesecito mucho mas...
es verdad que no nesecitas el corazon para amar, ese te lo vas forjando tu mismo. hoy no se lo que me pasa que no me se esplicar jajaj. bueno sueño muy bonito tu cuento, que no me enrrollo mas ;-)

Posdata: tiene razon (yo) no dejes de escribir que habemos muchos que nos desconectamos de la vida entrando un ratito en el blog. un besito.

sueño dijo...

Nayuribe.

Gran verdad lo que dices. Da para otro cuento jajaa. un beso¡

emperatriz.

jajaja.. jo vale.. seguire intentandolo xd.

Si bueno, ando un poco como dicen los Argentinos.. "Allá" jajaja.
Sabes? a mi me gustan los dias de lluvia, bueno no muchos eh?, asi que intentare que esa sequia no dure mucho.
Gracias... un besazo.

Morgana.

Me alegro que te haya gustado, y sí Lobo a veces es muy "oscuro" xd.
ah sí funciona el enlace gracias¡
un beso¡

lola.

ay lolilla¡¡
Es cierto también lo que dices, a mí también me gusta hacer feliz, y eso también nos reporta felicidad a nosotros.
Vale, intentare prodigarme un poco mas. xd
un beso¡

AdR dijo...

Yo iba a proponer, emulando a un conocido libro reciente, que se colocase un reloj en el pecho pero... veo que finalmente no le hace falta :) Mejor, mejor.

Un abrazo

emperatriz dijo...

Adr

La Mecanica del corazón, no?

;)

emperatriz dijo...

Adr

La Mecanica del corazón, no?

;)

sueño dijo...

AdR.

Me alegro de volver a verte por aquí Pirata. Yo también me alegro de que no tuviese que ponerse un reloj. Además, como te dan yuyu xd.

un abrazo.

emperatriz.
po si jajaja. un beso¡¡