lunes, 7 de julio de 2008

Tus lágrimas

lagrimas

¿Puede una lágrima apagar el sol?

¿Puede una lágrima apagar tu brillo?

 

En la oscuridad de la noche lloras y te persigo dominado por al ira, pero te giras y veo tus ojos bañados en lágrimas y tu boca apenas puede gesticular palabra.

Intentas hablar y explicarme pero no puedes, sólo las lágrimas hablan esa infausta noche, y tu pecho intenta coger aire, desesperadamente porque no puedes respirar, porque es tanto lo que me quieres decir que tu dolor se agolpa en tus labios.

Dolor que mezclado con tu aliento y lágrimas es expulsado al anochecer.

Y yo lo recojo y me trago tu dolor, y me duele el alma al verte asi... llorando, mirándome con esos ojos que tantas veces he besado, con esos ojos que tantas veces me han mirado, me han amado.

Porque si algo sé es que te quiero.

Y eso no se puede olvidar, transformar, ni cambiar.

Y mientras eso pase, estaré a tu lado y no quiero verte llorar, porque mi vida se parte y mi alma escapa por ella, y da igual de quién sea la culpa, porque tu dolor y tus lágrimas no merecen ser derramadas ni hay suelo digno de recogerlas.

Sólo quiero limpiarlas, abrazarte y marcharnos caminando como si nada hubiese pasado.

Y así lo hacemos, porque sabemos que mañana el sol barrerá esta noche de sombras y dolor.

Y...

Mientras camino de tu mano,

Sólo sé...

Solo sé que te quiero.

 

Y eso no lo puedo llorar.

4 comentarios:

emperatriz dijo...

Sólo sé que le quiero, y esa es mi gran verdad.
En multitud de ocasiones soy capaz de remover Roma con Santiago para encontrar mi propia personalidad oculta bajo los escombros del dolor y las numerosas traiciones que me enterraron antaño.
He de leer varias veces las cosas que escribe cuando habla de sus sentimientos para buscarme a mi misma en ellas.
Siempre sin saber qué hacer, qué camino escojer , y ante la dificultad me crezco y decido que
sólo saber que no sé nada es casi la respuesta más sincera.

Sólo sé que le quiero , que le amo, por encima de mi propio dolor, por encima de un mundo voraz y burlón que abre a mis pies oportunidades que bien miradas me siguen pareciendo vanas y vacías.

Y es que yo sólo sé que le quiero, que le quiero a él, y mis lágrimas te lo han demostrado largo tiempo, pero quizás han dado mejor muestra de mi amor, las risas y las voces que te hablaban de su nombre, de sus ronquidos, de sus cenas, de sus abrazos, sus preciosos ojos verdes que cuando me miran y me ven...hacen de todo el cielo un triste jardín de paraiso a lado de su compañía.

Ayshane dijo...

La gran verdad es que la quieres y eso amigo mio es lo más importante del mundo...

besitos

lola dijo...

me encanto lo ke lei . esta lleno de sentimiento .... entre en el blog por pura casualidad al buscar imagenes de lagrimas . bendita casualidad ke hizo ke pudiera disfrutar de este breve relato lleno de bellisimas palabras . mi enorabuena al autor , un abrazo de una lectora .

Beetlejuice dijo...

es muy bello!, me encantó. bueno llegué aquí de casualidad y la verdad no me arrepiento, es muy bueno, y te has ganado una dmiradora :D. espero que estés bien!