jueves, 2 de abril de 2009

El conductor






(Hoy no me apetece ser bueno. Veamos que os parece)



La pequeña mosca se limpia la cabeza con sus patas, y yo... la observo hipnóticamente.
Levanto mi mirada al cielo y allí, en todo lo alto un sol increíblemente enorme descarga todos sus rayos sobre mí. Tengo la espalda bañada de sudor.
Un grillo chirrea su repetitivo sonido estridente.
Me muevo alrededor del coche limpiándome con un trapo viejo las manos.
"se está picando la chapa", pienso en voz alta, y le doy una patada al alerón trasero. Como si haciendo eso el óxido se fuera a caer por arte de magia.
Hace tanto calor que me cuesta respirar. Me limpio el cuello con el mismo trapo viejo y lanzo un resoplido.
No hay nadie en la carretera. Sólo yo y mi coche.
Sólo mi maldito coche y ese puñetero sol.
Si pudiera atrapar a esa mierda de grillo.
Llego al otro lado y me paro.
Mi voz rompe de nuevo el canto de aquel bicho.
"Hijo de puta mira como has puesto mi coche".
Está manchado hasta casi media puerta. Gotas de sangre salpican el espejo retrovisor.
Me agacho y empiezo a limpiar con el trozo de tela, y sólo consigo extenderlo mas.
Me pica la piel por el sudor.
Me rasco la barba de varios dias y me limpio las gafas con los dedos.
"Hijo de puta, maldito hijo de puta".
Me levanto y cogiendo la destrozada bicicleta, la lanzo al arzén con todas mis fuerzas gritando.
Me quedo erguido, mirando de nuevo al sol. Los ojos se me cierran y el sudor entra por mis labios.
Me vuelvo a agachar y cojo a aquel cabrón por un pié y ignorando sus gemidos lo arrastro hasta la cuneta donde cayó la bici.
Va dejando un rastro de sangre, pero yo sólo puedo ver las manchas en mi coche.
Mueve una mano gimiendo pero no sé lo que dice... sólo escucho el puñetero grillo en mi cabeza.
Lo dejo allí. Con su puta bici, y limpiándome otra vez las manos con el sucio trapo me meto en el coche.
La temperatura dentro es infernal.
Enciendo la radio y Leonard Cohen continúa donde lo dejó.
Arranco, y sonrío al ver que lo hace a la primera.
"maldito grillo cabrón".
Y soltando humo por mis ruedas me pierdo por la recta infinita.

... hace tanto calor.

8 comentarios:

Nayuribe dijo...

uuf sentí el calor... te lo juro.
Y q hijuep... el conductor...jaja
besitos

Lobo dijo...

Es muy bueno, me gusta, deberias contuinuarla. Si es que tiene continuación.

Pat dijo...

jajajaja qué original, me gusta!

Montxu dijo...

Que locura....


Un saludo.

AdR dijo...

Sí, sí, sí... me gusta este cambio, me gusta mucho. Tú sigue en esta línea, quizás deberías crear una serie de relatos así :)

Abrazos.

sueño dijo...

Nayuribe.

La verdad que yo escribiéndolo sentía también ese calor, y sí, el conductor es un verdadero..... hdp..
jaja..
un besazo.

Lobo.

Creo que si va a tener continuación. O al menos algo me ronda la mente xd.

Pat.

Gracias. La verdad que aunque esté mal decirlo a mí también.
Un beso.

Montxu.

¿Verdad?. Real quizás como la vida misma.
Un abrazo.

AdR.

Me alegro que te haya gustado. Y te digo lo mismo que a lobo, al menos una segunda parte sí tendrá.
Gracias. Un abrazo.

Verónica (peke) dijo...

Has comenzado, ahora no lo dejes, creo que deberias continuar la historia....

besotes de esta peke.

pd: te espero como siempre por mi rincon con tu taza de cafe caliente y mi nuevo post.

sueño dijo...

Veronica.

Creo que entre todos me habéis convenido. Al menos habrá segunda parte. Como siempre, gracias por pasarte.
un abrazo.