martes, 22 de febrero de 2011

Noche de estrellas





- ¿Sabes?, supongo que hay un principio y un final en todo.
Ella giró su cabeza hacia él y preguntó.
-¿Qué quieres decir?
- Mira por ejemplo... algunas de esas estrellas que estamos viendo ya ni existen. - Dijo él señalando el inmenso cielo que los cubría. - Y sin embargo es tal su distancia de nosotros que aún nos sigue llegando su luz. Estamos simplemente observando algo que en otro punto... Dejó de existir.
Ella empezó a preocuparse y se acurrucó junto a él. Sintió un escalofrío, no sabía muy bien si por el frío de la noche o por sus palabras.
El le devolvió su abrazo mientras seguía mirando el cielo estrellado.
- Es como si todo tuviese un camino, un recorrido, un inicio y una meta.
Ella cerró los ojos y apretó su cabeza contra el pecho de él.
-Nuestra propia vida. Nacemos, crecemos, nos reproducimos... envejecemos, y finalmente morimos.
Definitivamente no le estaba gustando la conversación. Sus labios empezaron a temblar levemente.
- Hay veces que parece que nada tiene sentido... Que estamos de paso, que todo es una farsa, un hacer por hacer, un vivir día a día, un llegar a la meta y cumplir con los objetivos...
Se abrazó más a él, como si fuera la última vez, la última vez que sintiera su cuerpo, que oliera su perfume, que sintiera el calor de su piel, que oyera su voz.

-A veces... Me pierdo. Te juro que me pierdo con la propia vida. Es como si te dieras cuenta de lo grande que es todo, y lo pequeño que eres tú, y lo poco que importa lo que hagas.

Una lágrima furtiva caýo por la mejilla de ella.

- Y sin embargo... Otras siento que como esa estrella que ha muerto.
Que en su camino, si mira atrás ve que no hay nada, pero sin embargo si mira hacia adelante, vé otras miles como ella, y un basto y enorme camino que recorrer.

El, la abrazó con mas fuerza mientras besaba su cabello.

- Tú eres mi principio y fin, porque en tí empiezo y acabo, es decir...
Ella sorprendida le miraba con los ojos húmedos.
- Que mi camino es el tuyo, y si miramos delante nuestro, nos queda mucho...
-Y...
Tragó saliva para deshacer el nudo que se le había formado.
- Quiero hacerlo contigo, caminar contigo, hacerlo juntos hasta el final.
La boca de ella estaba levemente entreabierta por la sorpresa
- Te quiero y ya no sé como decirtelo... Lo importante que eres para mí y lo que significas.
Los ojos de ella ya estaban mojados en lágrimas.
El estaba colorado mirándola algo nervioso.
- Quiero vivir contigo el resto de mis días. Hasta que mi estrella se apague.
Ella lo abrazó con muchísima fuerza mojando la camisa de él con sus lágrimas de felicidad.
- Y bueno, si puede ser... Reproducirnos claro.
La carcajada de ella resonó en la playa solitaria. Le golpeó el pecho con un puño mientras decía.
- Claroooo. Tú lo que quieres es eso, ¡reproducirte!
Lo amaba porque era así, cuando menos te lo esperabas te hacia reir con sus chorradas o meteduras de pata.
El sonriendo matizó.- Umm me refiero a tener un hijo estrella mía, jajaja.

Los dos rieron con fuerza y se besaron.

Arriba en el cielo, millones de estrellas, continuaban brillando en la oscuridad de la noche.

10 comentarios:

Morgana dijo...

Precioso, como siempre...está claro q la larga espera a la q nos sometes merece la pena.

Gracias por compartirlo,
Un beso

Luna dijo...

La verdad no exiten palabras para expresar las emociones que sientes cuando te das cuenta y sabes, que estas al lado de la persona con la que quieres compartir el resto de tu vida.
Es tanto lo que se siente que que no bastaría con la vida de uno mismo para poder demostrarselo.
La entrada preciosa, como dice nuestra amiga Morgana merece la pena la espera....pero....
¡¡No te duermas en los laureles eh!!Jajaja.
Un besazo.

Lobo dijo...

¿A quien no le gusta reproducirse? jejejeje, bueno lo de tener hijos es ya algo más serio.
La música a pesar de ser muy buena, la oigo demasiado lineal.
En cuanto al texto excelente (como siempre). Pero hay que tener en cuenta que las estrellas(quizás como los humanos) cuando mueren no dejan de existir, se transforman en otra cosa, digamos una Enana blanca, una estrella de neutrones y las masivas quizás, por qué creo que no se sabe a ciencia cierta, en un Agujero negro.
¿No te parece todo más mágico ahora?. Lo más grande cabe en lo más pequeño y al final uno tiene que aprender, que las cosas que nos han enseñado como ciertas, en pocas ocasiones realmente lo son. Tal vez ese es nuestro viaje particular, hasta que nos convirtamos en una Enana blanca o en un Agujero negro.
Realmente tu texto invita a la reflexión.
Un Abrazo, y no te “cortes” más, jejejejeje

lola dijo...

Estas cosas son las que me estan pasando a mi , de ahy mi sonrrisa... Ya sabes que me encanta todo lo que escribes , no digo mas ... jajaja. Un abrazo,¿sabes? cada dia te aprecio mas , y eso sin conocerte ...

victoria dijo...

Has expresado de forma tan dulce el sentir interno, me refiero a cuando una ama desde el fondo de sus extrañas, y le has dado ese toque dulce y sensible que tiene el amor. Preciosa, he llegado ti por el blog de kike y ya te había leido anteriormente, aunque no me atreví a mandarte un comentario por eso de que no te conozco, pero es que ya tenía que decírtelo porque es precioso como escribes.

Muchos besos.

Nayuribe dijo...

Aaah precioso... he tenido esa sensación!!
Estar abrazada a él, llorar de felicidad, sentir que lo amo más allá de las estrellas...

Muy bello
besitos

emperatriz dijo...

"Más vale tarde que nunca", dicen...Y pá que luego no digas...En cuanto he llegado, y he tenido tiempo de sentarme te he leído y posteado! Toma yaaa chaval! ;)

Bonito post :) ( menos mal que lo escribiste antes de .. :S , espero que ya estés recuperado del todo :) )

Muy sincero y con mucho sentimiento, justo lo que me gusta leerte ;)

Sólo un "pero"... no entiendo la parte de ella, es decir su actitud, tanto susto, las lágrimas furtivas de despedida.... el pobre sólo está filosofando sobre la vida y la existencia infinita del cosmos...ajaja, ella bien podría sentir curiosidad por "ver" a donde quiere llegar él, preocupación por si él está mal o algo, etc...tú me entiendes, no sé me choca ese miedo, como si ella estuviera esperando esa despedida que tanto teme...

Pero que conste que no estoy diciendo que eso quede mal, eh!

Jajaja, te voy a perdonar porque lo has puesto en una playa estrellada. Me pregunto si de cena habrá palmeritas :P

Un besooo

Mario dijo...

Me ha encantado pasear entre tus letras. Vamos, de verdad de la buena. Aquí llueve, y se está bien al resguardo de tu literatura.

Es un placer, sumo, leerte.

Gracias, y felicidades.

Mario

Anita dijo...

Hooola! Sabes lo que deberíais hacer? Recopilar vuestros mejores relatos y haceros un librito con ellos. Luego os lo regaláis dedicado (como hacen los escritores). Así algún día podréis tener en vuestras casas un libro único, que os recuerde vuestro talento para escribir y las amistades que éste os permitió hacer. A mi me gustaría regalarle algo así a mi hermana, pero como no sé si le gustaría o se mosquearía, no me atrevo xD

Un besito gaditano para ti y para Luna.

Anita.

Yo dijo...

Buah, estoy entortá. ¿Pos no que entro buscando el blog musical de la empe y me doy cuenta de que no he comentado esta entrada?... Pa echarme. La debí leer desde el móvil y pensaría (como casi siempre que hago eso y tengo algo que decir): "después le comento desde el ordenador". Y ya después se me debió ir la pinza... (pa variar)

Po escucha, cara-trucha xD, que a mí sí me ha gustado e incluso he entendido ese cierto recelo de ella hacia sus palabras. Sí, porque empieza siendo de esas conversaciones "raras" que no sabes muy bien a santo de qué pero te están contando. Y te quedas ahí como que no sabe por dónde te está viniendo todo eso, ni por qué te está sacando semejante tema de conversación o a dónde quiere llegar con eso.

Supongo que yo, al igual que ella, habría pensado también que semejante conversación no podía llegar a buen puerto.

Por suerte, tú siempre lo llevas todo a buen puerto :D. Es una especie de garantía :D al leerte. Así que nada, mi más sincera enhorabuena. Un relato precioso, como siempre ;)

Besitos ^^

Y a ver si aprendemos a escribir con la izquierda para casos como el que nos concierne xD (que, esperemos, no se produzcan con demasiada frecuencia :) )