miércoles, 21 de abril de 2010

A ti

Gracias por tu paciencia.







Eres mi hermana, nacimos tan inocentes y llenos de necesidad. A veces eramos muy amigos, pero otras, era tan cruel. Sobre todo, aquellas noches que te pedía que me mirases mientras dormía. Yo tenía tanto miedo de la noche, y tú te manejabas tan bien por mis miedos. Vivías en mi mundo tan dura, con la sola protección de tu generosidad innata. Eres mi hermana, y te quiero. Ojalá que se cumplan todos y cada uno de tus sueños. Nos sentíamos tan distintos y con los años somos tan parecidos. La forma de reirnos, la manera de sufrir. Tantas vivencias, imposible olvidar gestos y palabras que nadie más conoce. Eres mi hermana, y te quiero. Ojalá qué se cumplan todos y cada uno de tus sueños. Eso es lo que espero, qué se cumplan y se hagan realidad.

2 comentarios:

emperatriz dijo...

Para eso están los hermanos, no?


Para estar ahí a lo largo del tiempo, para aprender el uno del otro, aunque a veces haya que aprender a buscar esa paciencia, y acunarla con calma en el arrullo de un abrazo, justo contra el pecho dónde el calor y el sonido de los latidos del corazón le dan la razón.

Preciosa canción, creo que no es la primera vez que la escucho y leo.

Tus hermanos y amigos, realmente no saben la suerte que tienen. ( o si? ) ;)

Un beso hermano Sueño :*

Ardelia dijo...

tu hermana si sabe de tu valia,tu hermana intuye tus pensamientos aunque no se los cuentes,tu hermana si siente la suerte de tener hermanos y de que tu seas su hermano y todo esto lo siente porque ,tu hermana,como tu no es una persona cualquiera,es alguien con una sensivilidad especial,tu hermana te quiere mucho,te quiero mucho hermano.