lunes, 19 de noviembre de 2007

Salto al vacío



Hoy quizás tocaría que hiciese otro tipo de entrada en mi blog.
Pero no me apetece...
Simplemente eso.
No es que no tenga ganas, que tengo y muchas. Pero simplemente no quiero. Me niego.
Porque hoy, a día de hoy, todo sigue igual.
Si, la verdad que sí. Dan ganas de llorar, o de reir.
Pronto me enteraré de como queda la cosa al final.

Pero como hoy he dicho... no me apetece estar mal.

En el taller estaba nervioso, y busque como siempre alguna válvula de escape.
Y por fin la encontré.
Decía en una entrada mía dedicada a la fotografía, que podía pasar horas y horas mirando una foto. Y que para mí no era un tiempo perdido, al contrario.
Y buscando y buscando en internet... al fin la encontré.

Evidentemente es la foto que puedes ver encima de estas palabras.
Por más que quiera no puedo separar mis ojos de ella.
La miro, y la remiro. Me recreo en el niño atrapado en su salto, en las luces cobrizas del sol enre las nubes, en la rugosidad de la piedra...

Hay tentos detalles que descubrir.
Pero sobre todo es la paz que me transmite. No sé en cuantas ocasiones he ido a sentarme en el trabajo delante del ordenador y mirarla durante unos segundos, para volver a trabajar.
Era como si cargara las pilas.
¿Que tonto verdad?.
Pues no. realmente no lo creo.
Quien me conozca sabe que soy asi.
Tremendamente simple pero quizás tambien obsesivamente complejo.
Es muy fácil que me preocupe, a veces en demasía, pero también es increíblemente fácil hacerme feliz.

Mientras escribo esto no puedo dejar de mover la ruedecita del ratón para pararme de nuevo unos segundos en mirar la foto.

Quizás a veces en la vida deberíamos tener esa aptitud.
Saltar al vacío sin darle tantas vueltas a las cosas.
Simplemente saltar...
Sentir ese tirón en el estómago del vacío, y el agua que de pronto nos corta la respiración.
Sentir esas mariposas al tomar una decision, y la alegría al ver que nuestros miedos desaparecen.

Pero claro... somos humanos. Y los humanos... en fin. No me apetece hacer una entrada trascendental hoy.

Sólo pretendía publicar esa foto en mi blog. Quizás para verla yo mismo cuando me apetezca.
Seria tan bonito que alguien al verla sintiese algo parecido a lo que yo siento cuando la veo.

Que una poesia nos diga tanto... lo entiendo
Que un libro nos diga tanto... lo entiendo
Que la música nos diga tanto... lo entiendo
Pero que una foto me diga tanto... ni lo entiendo, ni lo pretendo.

Pero de verdad que no sabéis lo feliz que me hace tener esta sensibilidad... o como se quiera llamar. Porque realmente es una de las cosas que más feliz me hacen. Y relamente se necesita tan poco. Sólo una buena fotografía.

Llamadme tonto, pedante, presumido...
Me dá igual.
Yo sé lo que soy
Quién soy
Hacia donde voy
y sobre todo...
Lo que quiero
y a Quien quiero.

Y hoy sólo quiero quedarme sentado delante del ordenador mirando esa foto.

Ojalá a tí, que la estás mirando también te transmita algo.

Verdad que mirándola parece que el mundo se pare un momento...

¿Verdad que sí?

4 comentarios:

sachs dijo...

Si la verdad es que mirandola dan ganas de saltar y liberarse de todas las preocupaciones, las dudas y las tristezas que nos afligen.
Para sentirnos libres por fin verdaderamente libres.
Con una libertad pura,
como el agua que nos espera cuando el sato haya finalizado.

Tu para mi eres ese salto al vacio al agua pura, a la liberdad verdadera.
un beso mi certeza.

Lobo dijo...

El mundo se para, dentro de tu objetivo, asi es.La foto impacta no por el gesto detenido casi en el aire, sino por el magnifico marco. Me explico, en 1º lugar está el paisaje, rocas sol dorado nubes evocadora, en seundo lugar el fotografo corta el plano (no sabemos onde cae pero por laperspectiva parece que el lugar es alto) no se ve donde esta el mar, suponemos que por la altura de nubes y sol, es un lugar alto.Por eso impacta el resultado es que nuestra mente asocia el peligro, belleza del paisaje en contraste con la desnudez y fragilidad del cuerpo que salta.
Es una foto preciosa que no obstante evoca muchas mas cosas.Amistad, recuerdos, libertad y mil emociones mas.

Alvaro dijo...

Um, que raro es cribir a un extraño, y que extraños lo lean, pero hoy me gustaria ser ese niño saltando, no se si al vacio al agua, solamente saltar, libre como el viento, y quisas en ese salto vober a encontrar y abrasar al amor de mi vida,
por que perese que el parde satiros de Dios y el Diablo a agarraon de jujete hoy...

pero la foto y las palabras escritas me dieron algo de paz..
gracias buena foto buenas palabras..
y ojala algundia tenga el balor de saltar..

Nicolás Robinson García dijo...

Hola, quisiera ponerme en contacto contigo para utilizar la imagen que ilustra este post en una presentación. ¿Cómo podría hacerlo? A mí puedes encontrarme en esta pagina donde aparece mi correo http://www.directorioexit.info/consulta.php?directorio=exit&campo=ID&texto=1592

Muchas gracias.